Yetcop: talento regio

Siempre es un gusto conocer nuevas propuestas musicales; y definitivamente nos da más gusto poder compartirlas. En esta ocasión tuvimos la oportunidad de platicar y conocer a Yetcop, artista originario de la ciudad de Monterrey, ciudad que ha visto nacer y crecer un número importante de músicos reconocidos en la escena de nuestro país.

Sin más preámbulo, los invitamos escuchar y disfrutar la propuesta de Yetcop; a nosotros nos encantó.

02_YetcopRockandLuchaBACK

R&L: Nos gustaría saber un poco más de ti, podemos iniciar con… ¿quién es Yetcop? y ¿cómo empezaste en la música?

YP: Yetcop es el nombre de mi proyecto como solista y soy originario de Monterrey, Nuevo León.

En la universidad jugaba fútbol americano, pero sufrí una fractura de clavícula por la que estuve incapacitado por dos meses; fue como si la vida me dijera “por ahí no es”. En ese lapso me vino la idea de comprarme una guitarra y aprender a tocarla. Me hice lector de Computer Music (una revista sobre producción musical). Con el sueldo de mi empleo, me puse ahorrar para comprar una computadora de escritorio y una interfaz de audio, y así comencé a grabar mis primeras ideas musicales.

Dentro de mi carrera e inicios he podido escribir música para artistas de danza contemporánea, cortometrajes, y campañas publicitarias. También tuve la oportunidad de colaborar como bajista en agrupaciones como: The Clems, Círculos de Nada, Los Trivetts y Octavo Día.

Teniendo estas participaciones, y con la influencia de bandas como: Soda Stereo, Spinetta, The Cure y Los Tres (son mis artistas favoritos), en el 2017 decidí enfocarme en mi proyecto como solista “Yetcop”, del cual el pasado 1 de julio de 2018 lancé mi primer sencillo “Dicen que no ”.

R&L: ¿Cómo es tu proceso de composición?, ¿qué o quién te inspira?

YP: Inicio en la computadora, hago una base de batería y la pongo en loop; con la guitarra empiezo a improvisar sobre el loop hasta que llegue a una parte que me agrade; posterior a esto, la grabo en un nuevo track y repito el proceso, un riff o una secuencia de acordes; con esto genero ideas de melodías con la voz y también las grabo.

Después del proceso inicial, visualizo una canción como si fuese una película donde hay actores y escenas, un clímax, momentos de intensidad y de calma. Hay “actores” que sólo aparecen una vez (un riff, por ejemplo). Cuando empiezo a hacer una canción jamás sé cuál será el resultado final. Para mí el proceso de creación es un acto sumamente egoísta, pues hago la música que a mí me gusta, sin pensar si a otros les va gustar.

“En el proceso de composición me dejo llevar por la música, es ella quien marca la dirección. Una vez que siento que ya está terminada la estructura, la escucho día y noche, si la canción no me aburre, entonces es una buena señal.”

El escucharla muchas veces me sirve para pulirla. Hay partes que a veces quedan muy largas y no sucede nada, entonces se vuelven aburridas, ahí le meto “cuchillo” y las recorto. Usar
ligeras pausas, silencios y cambios de ritmo en las baterías ayudan mucho para quitarles la monotonía a las canciones. Lo que me inspira es el mundo en que vivo, la música que escucho, los libros que leo.

R&L: ¿Cómo percibes la escena musical en nuestro país?, ¿qué le falta a ésta y a los artistas?

YP: En México hay una enorme cantidad de bandas haciendo música, cuyo anhelo es darla a conocer a la mayor cantidad posible de gente, pero muchas veces no saben cómo. Existen bandas con talento y calidad, que requieren mayor difusión para encontrar a su público. A la escena de nuestro país le falta mayor exposición; que los venues y las estaciones de radio tengan mayor apertura para que el público disfrute de un abanico más amplio de música nueva.

No podemos obligar al público a que deje de asistir a los “tributos”, los cuales en muchas ocasiones están mal ejecutados por músicos que ni siquiera son fans del artista. Un día hacen un tributo a Soda Stereo y al día siguiente a Natalia Lafourcade. Si los artistas deseamos atraer a ese público, entonces debemos hacer música de calidad, mínimo con el mismo nivel de esos artistas a quienes les hacen tributos.

También hay público de mente cerrada al que sólo le gusta escuchar a Nirvana, Caifanes, Radiohead y The Beatles; y de ahí no los vas a sacar. No le pongas una canción desconocida porque no la van a escuchar. Entonces, ni para qué desgastarse invitándolos a las tocadas. Es mejor enfocarse en un público más pequeño, al que sí le gusta descubrir nueva música.

Algo que le vendría bien a la escena es deshacerse de los sujetos que cobran a las bandas por tocar. Acá en Monterrey hay colectivos que agendan a las bandas en los venues a cambio de una cuota. Bandas, no lo hagan, no paguen por tocar y aléjense de esos cabrones que sólo les van a sacar dinero, también siento que falta apoyo entre las bandas, tirar buena vibra y desear para otros lo que anhelamos para nosotros. Apoyarse con un like, un comment, un share.

“A los artistas les falta ser más exigentes consigo mismos, con la calidad de lo que hacen. Vivimos en una época totalmente visual, además de hacer buena música es importante la imagen, las fotos, el diseño gráfico, el logotipo, la página web, el arte”.

Debemos tener un ojo crítico para todo lo que esté relacionado con nuestro proyecto y transmitir calidad al nivel más alto posible. Soy de la idea de que importa más la calidad que la cantidad. Prefiero tener una sola canción de la cual me sienta orgulloso, en lugar de tener un álbum con canciones regulares. Pienso que Juan Rulfo, tenía poca obra pero muy buena.

R&L:¿Qué has tenido que sacrificar por esta carrera?

YP: He sacrificado horas de sueño; suelo leer antes de dormir, soy mucho de investigar, por ejemplo sobre cuestiones legales, registro de obra o sobre cómo crear una campaña de video en instagram.

La información que encuentro la voy almacenando en la nube (Google Drive); así voy armando mi biblioteca de conocimientos. He sacrificado no salir tanto de fiesta, trabajar duro para ahorrar dinero y comprarme mis instrumentos. Socializo poco, me la paso encerrado leyendo, practicando, grabando. Aunque también tengo mis momentos en que me salgo al Café Iguana y a otros venues de Monterrey donde tocan bandas en vivo.

R&L: ¿Qué podemos esperar al escuchar a Yetcop?

YP: Música traída del cosmos y materializada en el planeta Tierra. Mucha melodía, riffs de guitarra, baterías poderosas, un bajo salvaje y synths burbujeantes.

R&L: Háblanos sobre tu estilo, en tres palabras ¿cómo defines tu estilo y propuesta?

YP: Canciones agradablemente sorprendentes.

R&L: “Dicen que no”, cuéntanos más de la rola y del video.

YP: El videoclip contiene simbología y habla sobre un futuro incierto donde la clase política promete mucho y cumple poco. Mientras se estrenaba la canción, me tocó participar como funcionario de casilla. El día del estreno solo dormí 3 horas. Eran las 2 a.m. y no había terminado la edición, me fui a la cama con un sentimiento de derrota, a las 7:30 a.m. tenía que estar en la casilla y cumplir con mi deber ciudadano. Mientras estaba acostado me dije… tiene que salir. Puse la alarma a las 5:00 am; me levanté a esa hora terminé la edición, me puse hacer el render, el cual terminó a las 7:30 a.m., lo dejé subiendo a Youtube y me fui corriendo a la casilla.

Al mediodía. en un momento en que no hubo votantes, me conecté a mi celular y compartí la liga en Facebook, recuerdo que el primer amigo que compartió el video fue Anaximandro Sáenz. Lo compartí en un grupo de amigos de Whatsapp , luego apagué el teléfono para continuar con el trabajo en la casilla. Ese día la jornada terminó a las 3:00 a.m., ya que me tocó llevar los paquetes electorales. Llegué a mi casa a las 3:30 a.m. en modalidad zombie. El día siguiente me la pasé dormido todo el día.

Eddy Manzano fue el fotógrafo de videoclip. Niti Ohui fue encargada de diseñar la camisa. La guitarra fue una intervención de Tomás Hache. Me apoyaron también varias amigas y amigos como staff y extras, todos por amor al arte. Para el maquillaje tuve que despertarme a las 4:00 a.m. e ir con la maquillista. Luego encontrarme con el staff para luego viajar al desierto donde hicimos la grabación. Fue muy cansado pero quedé muy contento con el resultado final.

La idea del video y de la canción es que pasarán miles de años y el avance tecnológico permitirá a la especie humana viajar a Marte. Algunos piensan que será un nuevo comienzo, otros dicen que no… esto no va cambiar.

R&L: Hablando del futuro, ¿cuáles son tus planes para lo que resta del 2018?

YP: Continuar con la difusión del videoclip, para que más gente conozca a Yetcop y estrenar el segundo sencillo.

R&L: ¿Dónde te podemos seguir? (redes sociales)

YP: Ingresen a www.yetcop.com ahí encontrarán los links a mis redes sociales. Les invito a suscribirse para que sean los primeros en enterarse de nuevos lanzamientos.

R&L: Por último, ¿tienes algún mensaje para nuestros seguidores?

YP: La mejor forma de apoyar a los artistas independientes es divulgando su arte. Si algo les gusta compártanlo con sus amigos.

Los felicito por formar parte de este pequeño segmento de la población a quienes les gusta descubrir música nueva. Un abrazo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Contenido

Nombre

Website

Teléfono